Congestión pulmonar en niños

La congestión pulmonar en niños, o también conocido como edema pulmonar. Significa literalmente una acumulación excesiva de líquido acuoso en los pulmones.

Sin embargo, el pulmón es un órgano complejo y existen muchas causas de esta acumulación excesiva de líquido. Independientemente de la causa, el líquido dificulta el funcionamiento de los pulmones (para intercambiar oxígeno y dióxido de carbono con células en el torrente sanguíneo).

Clasificación de congestión pulmonar

La congestión pulmonar a menudo se clasifica como cardiogénico o no cardiogénico.

  • Cardiogénico. Debido a un problema cardíaco.
  • No cardiogénico. Debido a un problema no relacionado con el corazón.

En este artículo, solo mencionaremos las causas no cardiogénicas.

Congestión pulmonar en niños no cardiogénico

La congestión pulmonar en niños no cardiogénico ocurre debido al daño en el tejido pulmonar y la posterior inflamación del tejido pulmonar. Esto puede causar que el tejido que recubre las estructuras del pulmón se hinche y gotee líquido hacia los alvéolos y el tejido pulmonar circundante. De nuevo, esto aumenta la distancia necesaria para que el oxígeno viaje para llegar al torrente sanguíneo.

Los siguientes son algunos ejemplos de causas de congestión pulmonar en niños no cardiogénico:

  • Insuficiencia renal. En esta situación, los riñones no eliminan el exceso de líquidos y productos de desecho del cuerpo, y el exceso de líquido se acumula en los pulmones.
  • Toxinas inhaladas. Las toxinas inhaladas (por ejemplo, amoníaco o cloro gaseoso y la inhalación de humo ) pueden causar daño directo al tejido pulmonar.
  • Efectos secundarios de los medicamentos. Estos pueden ocurrir como una complicación de la sobredosis de aspirina o con el uso de algunos tratamientos farmacológicos de quimioterapia.
  • Síndrome de dificultad respiratoria.
  • Neumonía. Las infecciones por neumonía bacteriana o viral son bastante comunes; sin embargo, ocasionalmente se vuelve complicado a medida que se desarrolla una acumulación de líquido en la sección del pulmón que está infectada.
  • Infecciones virales. Una congestión pulmonar en niños puede ser causada por infecciones virales como el hantavirus y el virus del dengue.
  • Edema pulmonar de las alturas. Es una entidad frecuente de etiología no cardiogénica y que se debe a hipoxia hipobárica. Normalmente sucede en pacientes que estuvieron varios días a nivel del mar y regresan a su lugar de origen, donde la altitud es mayor de 2,500 metros.

Síntomas de congestión pulmonar

La falta de aliento es el síntoma más común la congestion pulmonar y se debe a la falla de los pulmones para proporcionar oxígeno adecuado al cuerpo. En la mayoría de los casos, la falta de aliento o la disnea tiene un inicio gradual. Sin embargo, dependiendo de la causa, puede ocurrir de forma aguda. Por ejemplo, una congestion pulmonar repentina, que tiene un inicio brusco, a menudo se asocia con un ataque cardíaco. Pese a que son muy poco frecuentes los ataques cardioacos en niños existen, aunque adolecen en su mayoría a circunstancias diferentes a la de los adultos.

La falta de aliento puede manifestarse inicialmente por dificultad para realizar actividades que una vez fueron rutinarias. Puede haber una disminución gradual en la tolerancia al ejercicio, donde se requiere menos actividad para provocar síntomas. Además de dificultad para respirar, algunos pacientes con congestion pulmonar también respirarán con dificultad. La falta de oxígeno en el cuerpo puede causar una angustia significativa, lo que lleva a una crisis respiratoria, dificultad para respirar y sensación de incapacidad para respirar. En efecto, si hay suficiente líquido en los pulmones, puede sentirse como un ahogamiento. El paciente puede comenzar a toser esputo espumoso, volverse sudoroso, frío y pegajoso. La falta de oxígeno también puede afectar a otros órganos. Confusión y letargo por falta de suministro de oxígeno al cerebro.

¿Es necesario acudir con el médico?

Congestión pulmonar en niños

La falta de aliento inexplicable no es normal, y se debe llevar a los niños con un médico para encontrar la razón.

El congestión pulmonar en niños puede ser una situación potencialmente mortal. Para los niños con dificultad respiratoria, se debe buscar atención de emergencia inmediatamente. Además de luchar con la respiración, estas personas pueden ser débiles, aletargadas, de color ceniciento o azul, pálidas y sudorosas. Pueden estar expectorando esputos espumosos al toser.

Dirección Monterrey

Dr. Julián Alvarado - Neumólogo Pediatra en Monterrey
Hospital Ángeles Valle Oriente, Consultorio 313 Frida Kahlo 180 Col. Valle Oriente San Pedro Garza García, NL 66260
Teléfono: (81) 8659 8912

Dirección Escobedo

Dr. Julián Alvarado - Neumólogo Pediatra en Escobedo
Hospitaria, Consultorio 511 Avenida Nexxus 104 Parque Industrial Nexxus Escobedo, NL 66055
Teléfono: (81) 8659 8912

Seguros aceptados

  • AXA
  • GNP
  • Seguros Monterrey
  • MAPFRE
  • Banorte Generali
  • MetLife